Auditorías telefónicas fraudulentas

Auditorías telefónicas fraudulentasEl aumento de la importancia de los datos personales ha provocado que las normativas para su protección hayan tenido que actualizarse y endurecerse en los últimos años. Muchas empresas no conocen las nuevas medidas o la forma de implementarlas correctamente. En esta coyuntura, que une desconocimiento sobre los requisitos y miedo a las sanciones, han surgido una serie de personajes que intentan aprovecharse de la situación para enriquecerse. Sus métodos hasta ahora han sido variados. Primero aparecieron aquellos que investigaban si las compañías tenían sus ficheros debidamente registrados y procedían, en caso de que no fuera así, a amenazarlos con una denuncia en caso de que no les contratasen para solucionarlo. Después conocimos el extendido uso fraudulento de las subvenciones de la fundación tripartita, que consistía en vender como cursos de formación lo que eran realmente funciones de consultoría. En los último días, la AEPD ha denunciado un tercer método: las auditorías telefónicas.

¿En qué consiste la trampa de las auditorías telefónicas?

Básicamente, este nuevo método de estafa se basa en engañar a los empresarios haciéndoles creer que pueden adecuar sus compañías a la LOPD con una simple llamada telefónica. Esto es, por supuesto, totalmente falso y cualquier certificado que proporcione una consultoría por estos servicios será papel mojado. Lo cierto es que la oferta de las auditorías telefónicas es sugerente: un precio muy bajo, la posibilidad de hacerlo a distancia y un bajo consumo de tiempo. Pero, tal y como podemos pensar, es demasiado bueno para ser verdad. Lo cierto es que la nueva Ley de Protección de Datos exige algo más de trabajo para cumplirla de forma correcta.

Por si esto fuera poco, el objetivo de estas llamadas suelen ser los responsables de ficheros que contengan información sensible de nivel medio o alto. Los sistemas de información que contienen esta clase de documentación según la norma requieren explícitamente una serie de comprobaciones que no pueden llevarse a cabo de ninguna manera por vía telefónica. Así, lo único que lograremos recurriendo a estos servicios es perder dinero a manos de estos mal llamados expertos en seguridad.

¿Cómo estar al día en la LOPD?

Para evitar caer en este tipo de trampas lo mejor es aplicar el sentido común y no fiarse de quién nos proponga soluciones demasiado fáciles. Muy a menudo, estas ofertas acaban saliendo muy caras ya que no nos protegerán de futuras sanciones. Desde Quantras queremos aprovechar la situación para recordaros que estamos a vuestra disposición para aseguraros el cumplimiento de la LOPD o cualquier otro servicio en materia de protección de datos que necesitéis. Podéis consultarnos sin compromiso mediante el formulario de la derecha o en nuestra página de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *