Cloud Hosting y su seguridad

La seguridad en los servicios cloudLa información es poder. Esta frase tantas veces repetida cada día que pasa cobra más sentido. El Internet of Things, el Big Data, los servicios cloud: las más importantes tecnologías emergentes se basan en la obtención, interpretación o almacenamiento de datos personales. Pero el desafío no es sólo adaptar nuestras empresas a esta nueva realidad, sino asegurar al mismo tiempo que la seguridad no se ve comprometida. De nada sirve un mejor procesamiento de nuestros datos si los perdemos debido a un ataque informático.

Con este objetivo, hace poco hablábamos en este mismo blog de qué medidas tomar para proteger nuestra información de las nuevas amenazas surgidas desde la expansión de la Internet de las Cosas. En este artículo nos centraremos en otra de las nuevas tecnologías: el alojamiento en servicios cloud.

La necesidad del alojamiento cloud

Actualmente, contar con algún tipo de servicio cloud es esencial para poder mantener de manera adecuada los datos personales de nuestros negocios. Cada vez se depende más de dispositivos móviles y por ello se necesita un soporte fácilmente accesible desde cualquier lugar. Unos de los temores que hace recelar a algunas compañías es el nivel de seguridad de los servidores en la nube; pero esta suele ser muy alta, a menudo mayor que la de los servidores tradicionales. El problema surge con el gran volumen de datos que manejan, que los convierten en un objetivo muy apetecible para los cibercriminales. Es por esto que hemos visto muchas noticias acerca de ataques a centro cloud en las noticias de los últimos meses.

Conviene recordar, también, que el responsable último de los datos que se subimos a un servicio cloud somos nosotros. Así, si se produce una brecha en el mismo, los mayores perjudicados seríamos nosotros. Para evitar pillarse los dedos debemos seguir unas directrices claras a la hora de escoger dónde depositar nuestros datos.

Consejos de seguridad para cloud

Para proteger de forma correcta los datos que subamos a la nube tenemos que pensar que, a menudo, mucha gente tendrá acceso a ella. Así, es completamente necesaria una clasificación según la confidencialidad de nuestros documentos para decidir qué información debe almacenarse en el servicio cloud y a cuántos niveles. Esta es una forma fácil de limitar el acceso a la información únicamente a aquellos usuarios que realmente necesiten de ella.

En el otro lado se encuentran las empresas propietarias del cloud hosting. No todas tienen los mismos niveles de seguridad y debemos pensar que ellas también podrían llegar a acceder a nuestros datos. Conviene, pues, escoger una empresa de confianza. Para la elección nos podemos basar en varios puntos: la infraestructura que poseen, su nivel de actualización y mantenimiento, el software usado para el traspaso de información o la seguridad de que los datos puedan ser eliminados del servidor complemente si ese es nuestro deseo.

Certificar la seguridad de los datos de nuestra empresa es algo que nos preocupa a todos. Como hemos visto, los servicios de cloud son una buena manera de almacenar los datos pero requieren de cierto control. Gracias a la ISO 27001 podrás automatizar los procesos, consiguiendo mejorar la eficiencia sin descuidar la seguridad. Contacta con nosotros mediante el formulario de la derecha o en nuestra página de contacto y olvídate de quebraderos de cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *