Contraseña segura: cómo conseguirla

Descubre como conseguir una contraseña seguraLa expansión de tecnologías como el internet de las cosas o el Big Data ha generado un mundo más interconectado. Frigoríficos que te avisan al acabarse la leche o los huevos y los añaden a tu lista de la compra. Televisiones que nos recomiendan qué ver basándose en nuestros gustos. Coches que analizan en tiempo real el tráfico y nos desvían para evitar atascos. Empresas que funcionan a través de teletrabajo y aplicaciones informáticas residentes en la nube. Quizás éste no sea nuestro día a día actual, pero debemos ser conscientes de que cada vez compartimos más datos. Protegerlos es, pues, de vital importancia, por lo que debemos ser capaces de escudarlos tras una contraseña segura.

Consejos para una contraseña segura

Conseguir una contraseña segura no es tan difícil como parece. Pero se tienen que cumplir una serie de consejos y no caer en lo fácil:

  • El principal consejo es elegir contraseñas de una longitud respetable (no se recomienda en ningún caso menos de 8 caracteres). Se deben combinar tantos elementos diferentes como sea posible: minúsculas, mayúsculas, números, signos de puntuación, etc.
  • Muchas veces, contraseñas tan largas pueden parecernos un engorro. Más aún si hemos incluido signos de puntuación. Por ello, a menudo tendemos a usar como contraseña una palabra corta y fácil de recordar. Si lo hacemos, debemos tener en cuenta qué palabras no usar en una contraseña por ser demasiado habituales (más del 2% de las contraseñas están entre las 25 más usadas). Así mismo, deberíamos huir de palabras escritas tal y como aparecen en un diccionario. De otra forma un ataque de fuerza bruta lo tendrá más fácil
  • Otro de los fallos más habituales es tener las contraseñas apuntadas. Ya sea en un documento informático o en un post-it pegado a la pantalla. No es necesario explicar por qué esto puede suponer el origen de una filtración.
  • Entre las opciones de recuperación de contraseña, normalmente, se nos pide una pregunta secreta. Cuando la escojamos, tenemos que asegurarnos de que sólo nosotros la podamos responder. Con toda la información que se comparte hoy en día por las redes sociales, un cibercriminal puede conocer muchísimo de nosotros en cuestión de minutos. Así que debe ser algo más complicado que el nombre de nuestra mascota.
  • Intentar no usar nuestras contraseñas en lugares públicos; sobretodo si nos conectamos a redes Wi-Fi abiertas.
  • Cambiar regularmente nuestras contraseñas y no usar la misma para todos los sitios. Así dificultamos la tarea a los cibercriminales incluso si han logrado obtener alguna de ellas.
  • Phishing: el otro enemigo

    Además de nuestra propia desgana al poner contraseñas, existe otro enemigo: el phishing. Identificarlo no es difícil. Tan sólo debemos asegurarnos, antes de introducir ninguna contraseña, de que el sitio web en el que estamos es seguro. Para ello debería contar con un certificado válido que lo acredite. En caso de que lo tenga, aparecerá un pequeño icono a la izquierda de la URL (en la mayor parte de casos un candado cerrado). Si pulsamos encima de él, nos aparecerán el tipo de conexión segura utilizada y sus características. En caso de no ver ningún icono, deberíamos automáticamente sospechar y salir de esa página.

    Por otro lado, debemos recordar que ninguna organización o empresa nos va a solicitar nuestros datos privados de acceso mediante teléfono o e-mail. Si realmente necesitasen de algún dato de este cariz, nos pedirían que acudiésemos en persona. De esta manera, si vemos una solicitud de este tipo debemos ignorarla, ya que será falsa con toda seguridad

    Siguiendo estos simples consejos, conseguiremos que nuestras contraseñas sean seguras y nuestros datos personales no se verán comprometidos. Si queremos que nuestras empresas sean igualmente seguras, desde Quantras os recomendamos la adopción del estándar de seguridad ISO 27001. Para más información podéis usar el formulario de la derecha o contactar con nosotros mediante nuestra página de contacto. Envía tus dudas ya y te responderemos con la mayor brevedad posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *