Cookies y privacidad

Cookies y privacidadHace unos meses ya hablamos en este blog de cómo las principales webs de comercios o medios de comunicación europeos no manejaban de forma correcta el uso de cookies en sus webs. La mayor parte no reflejaban las cookies de terceras partes y hasta un 25% de la muestra analizada seguía sin mostrar aviso alguno en sus webs.

Las cookies vuelven a saltar a la palestra a raíz de un estudio de la UE que demuestra que su duración en nuestros equipos y, en consecuencia, su implicación en campañas publicitarias es mayor de lo que se pensaba.

Dos tipos de cookies

Para empezar a hablar de este tema debemos recordar que existen dos tipos de cookies: las destinadas a identificar a usuarios con el fin de proteger sus datos y las que se dedican a monitorizar el comportamiento de los mismos durante su navegación. Sorprende que el 70% de las cookies que se instalan en nuestros equipos sean del segundo grupo, puesto que son las primeras las obligatorias para cualquier negocio on-line.

Muchas veces, mientras navegamos, podemos observar como los anuncios que nos van mostrando las webs tienen mucho que ver con lo que estamos pensando en ese momento; pero el ordenador no está leyendo nuestras mentes, si no los datos de las búsquedas que hemos realizado recientemente. Este procedimiento, que se conoce como publicidad comportamental, sólo es posible gracias a los datos proporcionados por las cookies encargadas de recoger nuestros movimientos por la red. Éstas almacenan y analizan nuestras costumbres, páginas que más visitamos, búsquedas, etc. con tal de mostrar en cada momento la publicidad que mayor impacto pueda tener.

¿Privacidad en riesgo?

El estudio de la UE ha descubierto que la duración media de las cookies es de entre uno y dos años, lo que combinado con lo que hemos dicho en el anterior párrafo supone una gran carga de información. Por ello, es especialmente importante no pulsar aceptar indiscriminadamente en los mensajes emergentes sobre la política de cookies sin leerla con anterioridad. De esta forma podremos valorar si el servicio de la web justifica la posible cesión de nuestros datos. Además de esto, si queremos proporcionar por defecto el menor número de datos se aconseja configurar el modo de navegación privado y realizar borrados del historial tras cada búsqueda.

Lo cierto es que puede parecer que las cookies recogen demasiados datos de nuestra persona, pero no parecen ser más intrusivas que las omnipresentes redes sociales. Por lo tanto, desde Quantras creemos que teniendo un poco de cuidado y sentido común, nuestra privacidad no está en riesgo. Para cualquier otra duda sobre privacidad o protección de datos no dudéis en contactar con nosotros mediante el formulario de la derecha o nuestra página de contacto; estaremos encantados de resolverla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *