Dropbox, Google Drive y la anulación del Safe Harbor

Desmentido acerca del ultimátum a DropboxHace un par de meses el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sorprendía anulando el acuerdo de Safe Harbor. Se basaban en el mínimo nivel de privacidad que otorgan las leyes de los EE.UU. muy por debajo de lo expuesto en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Esto ha caído como una bomba para las empresas que contaban con sedes en los Estados Unidos, que se han visto obligadas a revisar las políticas internar de transferencia de datos.

Con las aguas aún revueltas por sus primeras consecuencias, la anulación del Safe Harbor ha vuelto recientemente a ser noticia. Según una noticia publicada en el Confidencial, la AEPD habría dado un ultimátum a las empresas españolas para abandonar el uso de plataformas tan populares como Dropbox o Google Drive antes del 29 de Enero. La AEPD se ha apresurado a desmentir la noticia mediante una nota de prensa en la que niega haber realizado ningún tipo de ultimátum.

Dropbox, Google drive y otras cosas de guardar

Según la noticia publicada en estos últimos días, la AEPD habría instado a abandonar el uso de los servicios que tienen sus Data Centers ubicados en territorio estadounidense. Esto incluiría algunos tan conocidos y extendidos como Dropbox, Google Drive, Google Apps, Google Analytics, Google Adsense, MailChimp, Facebook, Flickr, Instagram o Twitter. La AEPD ha desmentido de forma rotunda haber solicitado el cese del uso de estas plataformas. Lo que sí ha solicitado es que las empresas que anteriormente realizaban transferencias amparadas en el acuerdo de Safe Harbor pongan al día las mismas. Dicho de otro modo, si se utilizan estos servicios, deberíamos reclamar a nuestro proveedor que adapte sus servicios para satisfacer lo contemplado en la sentencia del TJUE contra el Safe Harbor.

Otro de los puntos que ha querido matizar la AEPD ante el alarmismo que ha causado es que en ningún caso están persiguiendo la aplicación de sanciones. En EL Confidencial se reflejaba la posibilidad de aplicar multas de entre 300.001 y 600.000 euros si se utilizaban estos servicios. La agencia ha afirmado que en el comunicado que emitieron a raíz de conocerse la sentencia únicamente contemplaba la supresión de las transferencias de datos en caso de que estas no se adecuasen a la legalidad.

En lo que sí coinciden tanto la Agencia como el periódico digital es en el deber de comunicar a la AEPD si deseamos seguir realizando transferencias de datos hacia los EE.UU. Además, deberemos informar sobre cómo se han adaptado a la nueva legalidad tras la supresión del acuerdo Safe Harbor.

Desmentido parcial

Es cierto que la noticia del Confidencial peca de alarmista, pero hay algo en el desmentido de la AEPD que sugiere un trasfondo real. Especialmente en lo que respecta al uso de Dropbox, Google Drive y otras plataformas similares. La AEPD reclama, textualmente, “informar a los responsables para que requieran a su proveedor de servicios, si es necesario, que les ofrezca una respuesta adaptada a la sentencia del TJUE.” No es difícil prever la respuesta de empresas tan grandes si les sugerimos cambiar sus sistemas por nosotros. Con casi total seguridad será negativa. De esta manera, nuestra única opción para poder seguir utilizando estos servicios sería, tal y como sugiere el artículo, acogernos a alguna de las siguientes condiciones:

  • Contar con la autorización previa del Director de la Agencia de Protección de Datos Española.
  • Tener el consentimiento informado de todas y cada una de las personas cuyos datos puedan verse comprometidos al usar estos servicios.
  • Estar bajo el amparo de alguna de las excepciones previstas en el artículo 34 de la Ley Orgánica de Protección de Datos 15/1999.
  • Utilizar las Cláusulas Contractuales Tipo adoptadas por las decisiones de la Comisión Europea 2001/497/CE, 2004/415/CE y 2010/87/UE.

Lo cierto es que tras la supresión del Safe Harbor puede resultar complicado saber qué podemos y qué no podemos hacer en nuestras comunicaciones con los Estados Unidos. Así que, si tenéis alguna duda o necesitáis asistencia para adaptaros al nuevo marco legal, podéis utilizar el formulario de la derecha o usar nuestra página de contacto. Estaremos encantados de contestar vuestras preguntas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *