Safe Harbour y Facebook

Facebook y el Safe HarbourHace unos meses comentábamos las tiranteces existentes entre Europa y Estados Unidos a causa de la aplicación del Safe Harbour. Comentábamos que los Estados Unidos no han aplicado casi ninguna de las medidas solicitadas por Europa para actualizar esta política (únicamente se había aplicado uno de los trece puntos demandados). El futuro del Safe Harbour estaba puesto en entredicho por varios de los escándalos de espionaje de la NSA.

En estos días ha vuelto a salir a la palestra relacionado con el conflicto que ha surgido con Facebook. Se le achaca un mal uso de los datos personales de europeos que esta empresa recoge mediante el uso de su red social.

El caso contra Facebook

El conflicto nació cuando un ciudadano de Viena presentó una demanda en contra de Facebook Irlanda por el uso que de sus datos (almacenados en EE.UU.) hacía la compañía. Tras hacer un requerimiento en el que solicitaba todos los datos que manejaban de él, descubrió que incluso las comunicaciones privadas borradas por él mismo seguían formando parte de la base de datos de la empresa. La privacidad era, de facto, inexistente; todo aquello subido a Facebook pasaba a ser, a ojos de la red social, de su propiedad.

La empresa contestó que únicamente su sede central, ubicada en Estados Unidos, era responsable del tratamiento y gestión de los datos y que, por ende, los tribunales europeos no eran competentes de juzgar el caso. Gracias, en parte, a esto logró que se desestimara la demanda, pero también tuvo un efecto contrario al deseado: visibilidad. Esto provocó la adhesión de 25.000 ciudadanos europeos al movimiento Europe vs Facebook .

¿Dónde entra el Safe Harbour?

Precisamente la entrada de este grupo en la demanda es lo que provoca que el Safe Harbour entre a debate. Dado que la comisión de protección de datos irlandesa archivó el caso, la asociación se dirigió al Alto Tribunal irlandés que, a su vez, lo derivó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea. La anterior demanda se había descartado por considerarse frívola e insostenible, así que la nueva se basó en otro objetivo: decidir si la iniciativa Safe Harbour, a la que Facebook está adherido, era suficiente para asegurar la protección de los datos. Europe vs Facebook sostiene que no y cita la Carta de Derechos Fundamentales como documento a seguir.

La conclusión que se obtenga tras el juicio podría significar el fin o, al menos, la modificación de los principios del Safe Harbour. Esto puede suponer una nueva realidad en la protección de datos y un coste adicional para adaptar nuestras empresas. Para no tener ningún tipo de problema y olvidarse de cambios en la legislación, lo mejor es asumir los procedimientos de una norma reactiva como los del estándar internacional como la ISO 27001. Pídenos ahora tu presupuesto sin compromiso en este link o a través del formulario de la derecha y comienza a disfrutar de todas sus ventajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *