Seguridad e Internet de las Cosas

Seguridad e Internet de las CosasDos de los pilares en los que se sustenta una empresa son, o al menos deberían ser, la seguridad y la privacidad. Por ello, cuando surge un conflicto entre ambos puntos, conviene solucionarlo de forma eficiente y rápida. En este conflicto se centra un estudio realizado por HP. En él se analizan los sistemas de seguridad instalados en viviendas, que en muchos casos no difieren en demasía de aquellos destinados a la protección de nuestras empresas. El estudio determina que todos los sistemas de seguridad que cuentan con acceso remoto (sea mediante acceso directo o con un software residente en la nube) cuentan con vulnerabilidades. Sumidos en plena expansión del Internet of Things, proponer que se elimine este acceso remoto sería un absurdo. Así, lo que se debe lograr es una mejor relación entre seguridad e Internet de las Cosas

Inseguridad en los sistemas de seguridad

Si algo se puede afirmar con total certeza es que el objetivo que persigue la instalación de cualquier sistema de seguridad es el de proporcionar tranquilidad y, valga la redundancia, seguridad. Así, si estos sistemas tienen fisuras lo único que se logra es cambiar el foco de preocupación. Y precisamente esto último es lo que afirma de forma contundente el estudio de HP.

El primer ejemplo al que se refiere el estudio son las contraseñas requeridas por defecto para la conexión remota a los servicios de seguridad. Éstas son en el 100% de los casos deficientes para su propósito. Ninguno de los elementos de acceso utilizados requería de una contraseña fuerte; y la mayoría se conformaban con una de seis caracteres alfanuméricos, algo completamente insuficiente. Por si esto fuera poco, los sistemas no contaban con un máximo de intentos para acceder a la cuenta, haciéndolos, de esta forma, muy vulnerables a ataques de fuerza bruta. Un claro caso de un elemento que no ha contemplado las consecuencias de integrarse a la red y no ha modificado su seguridad para adaptarla a su nuevo entorno. En definitiva, un conflicto claro entre seguridad e Internet de las Cosas.

Otro de los puntos de conflicto que encontró el análisis de HP fue el que se pone en conflicto privacidad y seguridad. El acceso a un sistema de seguridad supone, en casi todos los casos, el acceso a imágenes grabadas por cámaras. La posible distribución de estas imágenes ya constituye, por sí sola, una amenaza contra la privacidad. Pero los sistemas de seguridad tienden a reclamar más información, como nombres, dirección e incluso números de cuenta. De esta forma, la implantación de un sistema de seguridad puede resolver nuestra seguridad física a costa de la de nuestros datos personales.

Seguridad e Internet de las Cosas

Como se ha dicho antes, la expansión de la Internet de las Cosas está siendo rapidísima y los sistemas de seguridad han demostrado quedarse retrasados. Por ello se debe ser especialmente cuidadoso con todo aquel elemento que esté conectado de alguna manera a la red. En el caso que se comentaba, por ejemplo, convendría establecer contraseñas más complejas de las requeridas o determinar un número máximo de intentos de acceso para no temer filtraciones desde nuestros sistemas de seguridad.

Aquí sólo se comenta el caso de los sistemas de seguridad, pero estos no son los únicos afectados por la velocidad de la expansión del Internet of Things Para tener la seguridad de que la empresa no cuenta con fisuras que puedan hacer peligrar nuestros datos personales, desde Quantras recomendamos la adopción del estándar internacional ISO 27001. Gracias a la gran experiencia de la International Standard Organization, que tiene muy en cuenta la aparición de nuevas tecnologías, podremos casar seguridad e Internet de las Cosas. Si le queda cualquier duda o quiere solicitar un presupuesto le invitamos a que rellene el formulario de la derecha o a visitar nuestra página de contacto y le responderemos de la forma más rápida posible. Confíe en nosotros y olvídese de problemas de privacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *