La comunidad internacional celebra hoy 16 de septiembre el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono.

Este día se estableció en honor a la firma en 1987 del Protocolo de Montreal sobre sustancias que agotan la capa de ozono.

La pérdida de la capa de ozono de la estratosfera, que protege toda la vida en la tierra de los efectos nocivos de la radiación ultravioleta del sol, se considera uno de los principales problemas ambientales globales con los que la comunidad mundial ha entrado en el nuevo milenio. Superar este problema solo es posible mediante las acciones coordinadas de todas las naciones y sectores de la sociedad a nivel mundial. Al darse cuenta de esto, los gobiernos de casi todos los países del mundo se han adherido al Protocolo de Montreal y, por lo tanto, se han comprometido a lograr el objetivo principal: eliminar gradualmente la producción y el uso de sustancias que agotan el ozono en varios sectores de la industria.

Según los expertos, el Protocolo de Montreal es ahora el acuerdo ambiental multilateral más efectivo del mundo.