Certificación forestal

Los consumidores cada vez son más conscientes y están más preocupados por el origen de los productos que compran, los procesos que intervienen en su elaboración y cuál es su impacto en el mundo que les rodea. Por este motivo, las credenciales ecológicas juegan un papel cada vez más importante en las decisiones de compra de consumidores y empresas.

Si eres una empresa que produce o comercializa productos forestales, cada vez es más importante demostrar que operas de manera ambiental, económica y socialmente responsable.

La certificación FSC está diseñada para ayudarte a conseguir justamente esto. Garantiza a tus clientes que el producto con etiqueta FSC que compran procede de un bosque y una cadena de suministro que se gestiona de forma responsable.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LA CERTIFICACIÓN FSC PARA LAS EMPRESAS?

Las etiquetas FSC ofrecen una garantía a los consumidores.

Es una muestra para tus clientes –consumidores u otros negocios– de que te preocupas tanto como ellos por el origen de tus productos y el impacto a escala mundial que supone su fabricación. Le da credibilidad a tu negocio.

Por otra parte, la certificación FSC puede abrir la puerta de nuevos mercados: de hecho, muchas empresas y cada vez en mayor medida los gobiernos, cuentan con políticas de cumplimiento que dan preferencia a la certificación FSC.